Esto ayuda cuando tu hijo está enfermo

Esto ayuda cuando tu hijo está enfermo

Llegó la época del año en la que es casi seguro que tendremos a nuestros hijos enfermos. Y es que, debido a los cambios de clima que llegan con el otoño: los vientos fríos , las lluvias, etc. Es casi un hecho que nuestros hijos serán atacados por los virus/bacterias que los hacen enfermar. Y es aún más probable si tus hijos van a la escuela o guardería, o simplemente si convive con otros niños.

Fue mi caso esta semana que pasó. Mi hija fue invadida por un virus. Tenía fiebre y tos. Y aunque al principio ella andaba  como si nada, para el tercer día su ánimo ya había decaído junto con su apetito. Dentro del mal, aprovecho para darle todo el amor y el apapacho que en días normales, por andar jugando, no me deja darle. Pero de todas formas, prefiero verla sana, feliz y enérgica.

Es muy pesado cuando mi hija se enferma. Las noches las pasamos mal todos. Se siente mal ella por la enfermedad y nosotros por verla así. Es como una tortura para ella tomar medicamentos y para nosotros dárselos. Además, se suman los pendientes de que no se nos pase darle el medicamento, o darle los cuidados que necesita, o que no se me vaya a pasar decirle al doctor algo importante. Son mil cosas.

Información para Consultas con el Pediatra.

Llena esta hojita desde el primer momento en que empiezas a notar que tu hijo(a) podría estar enfermo(a) . Así, cuando vayas a consultar con su pediatra no pasarás por alto nada. También, podrás tomar nota de las indicaciones y medicamentos que le indique el médico.

[sdm_download id=”110″ fancy=”0″ color=”grey”]

Control de Tomas del Medicamento

Puedes enmicar esta hojita y escribir con un plumón para pizarrón sobre ella. Así, podrás borrar todo cuando termine el tratamiento y reutilizarla la próxima vez que enferme tu hijo(a). De esta forma evitas que se te pase darle alguna de las tomas y te aseguras de que tome el tratamiento completo.

También nos ha servido para esos casos en los que yo no estaré en casa y mi esposo (o mi mamá, o quien la cuide) tendrá que darle el medicamento, pues en la hoja ya vienen los horarios y las dosis de cada medicina.

[sdm_download id=”118″ fancy=”0″ color=”grey”]

Suministrar el Medicamento

La hora de darle el medicamento es una pesadilla para todos. Y no la culpo, son contados los medicamentos que de verdad saben bien. Para hacerlo menos “traumático” para ella, simulamos primero que nosotros lo tomaremos, hacemos las caras de desagrado o gusto (según corresponda) y entonces la persuadimos para que ella acepte tomarlo también. De esta forma, ella sabe lo que le espera, pero también sabe que estamos con ella y que la entendemos. Cuando esta persuasión no era posible porque estaba muy chiquita o cuando de plano no la podemos convencer y es sumamente importante que tome la medicina, aplicamos el truco que nos enseñó una prima que es enfermera. Ha funcionado cada vez y por lo mismo es muy rápido. No se chorrea, no tienes que volverla a someter para dárselo. La verdad está de lujo el truco. Checa el video en mi canal de Youtube. En él explico cómo es que hay que introducir en la boca el dosificador.

Ya hace tiempo que me hice estos formatos para ayudarme. Porque con tantas cosas en la cabeza es más fácil pasar por alto algo que podría ser importante. De esta manera es más fácil, para mi, mantener un poco más el control. La verdad que sí han sido de mucha utilidad para nosotros. Así que decidí compartirlos con ustedes. Espero que les sirvan también.

Y si estás leyendo esto porque tu chiqui anda enfermito, espero de todo corazón que su recuperación sea rápida y que puedas verlo contento y juguetón pronto.

¿Qué opinas de estos tips o trucos que te comparto? ¿Crees que te serían útiles? ¿Tienes algún truco o tip que a ti te funciona cuando tu hijo(a) está enfermo(a)? Platícame en los comentarios 🙂

 

Deja un comentario